El embajador de Estados Unidos celebra que cinco millones de personas hayan visitado España a través de la plataforma de Airbnb

Llegan buenas noticias desde España, donde el número total de huéspedes que han visitado este país a través de la plataforma ha superado los cinco millones, duplicando el número de viajeros en cada ejercicio. Asimismo, el número de españoles que utilizan Airbnb para para explorar el mundo, superó en 2014 el millón de personas, un número que también se ha duplicado cada año.

Son buenas noticias para España, tanto para los que la visitan porque son capaces de vivir experiencias auténticas y locales, como para los cientos de familias y particulares que comparten sus casas para pagar las facturas y llegar a fin de mes.

El Embajador de Estados Unidos en España y Andorra, James Costos, visitó ayer nuestras oficinas para celebrar este importante hito y resaltar el impacto positivo de la economía colaborativa en España.

Solo el año pasado, los anfitriones de Airbnb en España dieron la bienvenida a más de 2,6 millones de huéspedes de todo el mundo, ofreciendo a los viajeros una experiencia única y local, alejada de las tradicionales zonas turísticas.

En la actualidad hay más de 120.000 hogares anunciados en España en la plataforma y más del 70% están alejados de las áreas de alojamiento tradicional. Este hecho contribuye a distribuir los beneficios económicos más allá de las zonas más concurridas, llegando a las familias, a las comunidades y a los comercios locales. Más de un tercio de los anfitriones españoles que comparten su casa gana menos del salario medio, y casi la mitad depende de los ingresos extra que consigue compartiendo su hogar para llegar a fin de mes.

Estamos orgullosos de que nuestra comunidad en España haya dado la bienvenida a cinco millones de huéspedes. Este hito demuestra la popularidad que está ganando el movimiento del home sharing en España. Queremos continuar trabajando junto a los legisladores para apoyar a esta comunidad creciente y poner un poco de dinero extra en los bolsillos de la clase media española.