La Generalitat de Catalunya comienza a trabajar en una nueva normativa para la economía colaborativa

El Gobierno de Cataluña ha anunciado que está empezando a trabajar en una nueva normativa que permita que las personas normales se beneficien de la economía colaborativa y puedan compartir su hogar. La Generalitat ha señalado que las nuevas reglas deberían distinguir claramente entre los proveedores de servicios profesionales y los particulares, siguiendo el ejemplo de otras grandes ciudades europeas.

Las plataformas P2P conectan oferta y demanda y ayudan a las personas a utilizar de una manera más eficiente sus recursos, reconoce el gobierno catalán. Se necesitan nuevos marcos legales que reconozcan esta nueva forma de economía y a las personas que prestan sus servicios.

Durante el próximo año, la Generalitat establecerá un nuevo grupo de trabajo interdepartamental para asesorar al Gobierno sobre las nuevas reglas y trabajar en estrecha colaboración con todas las partes interesadas, como Airbnb. El Gobierno también apuntó que seguirá de cerca las novedades de la Comisión Europea. Mientrastanto, la Comisión ha anunciado recientemente que va a trabajar con los estados miembros para eliminar obstáculos innecesarios al crecimiento de la economía colaborativa.

Este anuncio marca el comienzo de un nuevo debate sobre el home sharing en Cataluña. Durante el próximo año, queremos trabajar juntos para…

  • Distinguir claramente a las personas que comparten su hogar de los proveedores de alojamiento profesionales: Nos complace comprobar que el Gobierno de Cataluña distinguen claramente entre los proveedores de alojamiento profesionales y los particulares que comparten sus hogares para tener un ingreso extra. Esperamos con interés poder trabajar de manera conjunta con la nueva comisión de expertos para definir el home sharing y distinguirlo de una actividad profesional.
  • Introducir reglas claras que refuercen el papel de las familias de clase media: La normativa actual fue diseñada para una industria diferente en una época diferente. Estas reglas no tienen en cuenta la posibilidad de que las familias puedan compartir su casa. El home sharing es bueno para Cataluña y necesita sus propias reglas.
  • Ayudar a que los anfitriones puedan pagar la parte de impuestos que les corresponde: Los anfitriones quieren pagar su parte correspondiente y Airbnb quiere ayudar a que eso sea posible. Queremos trabajar con las administraciones en una normativa simple y clara, que incremente los ingresos impositivos en Cataluña.
  • Clarificar el papel de las plataformas online: Airbnb es una plataforma online amparada en las leyes europeas. A medida que la Comisión Europea continúa trabajando para que los miembros entiendan de qué manera la directiva de comercio electrónico se aplica a las plataformas, Airbnb continuará haciendo pedagogía sobre cómo funcionan estas plataformas online y cuáles son sus beneficios.

Desde hace tiempo hemos manifestado nuestro compromiso con Cataluña. Queremos ser buenos socios de las administraciones, seguir adelante con los compromisos adquiridos con Compact y trabajar de manera conjunta para ayudar a hacer de Cataluña un lugar mejor para vivir, trabajar y visitar.

Las noticia de ayer tienen lugar después de que hace unas semanas se supiera que el gobierno de Cataluña está trabajando en nuevas reglas que distingan a los particulares de los proveedores de alojamiento profesional. La autoridad de la competencia española (CNMC) también anunció recientemente en un informe que se necesitan nuevas normas para reforzar el papel de los consumidores e impulsar la economía local – más información aquí.

El mes pasado Airbnb publicó nuevos datos que mostraron un impacto económico total de 740 millones de euros en la ciudad – casi seis veces más que 2013. Los anfitriones típicos ingresan 5,100 euros anuales por compartir su hogar durante 58 noches al año, extendiendo los beneficios económicos más allá de los lugares de interés turístico, yendo a parar directamente a los barceloneses y a la clase media.

Puede leer más sobre el anuncio de la Generalitat aquí.