Ruta por los comercios de Poblenou Los anfitriones de home sharing recomiendan sus locales favoritos

Cuando un viajero se hospeda en mi casa, intento que conozca también mi barrio, el Poblenou. Y le recomiendo restaurantes o comercios que no salen en las guías turísticas“, explica Juan, que comparte una habitación en su casa.

Y precisamente en uno de esos “locales que no sale en las guías” se reunieron los anfitriones de home sharing del Poblenou para iniciar su ruta por los pequeños comercios. Los anfitriones dedicaron toda una mañana de sábado a visitar los comercios que recomiendan a los viajeros. Allí les explicaron el impacto económico que supone la actividad de home sharing también para los comercios y colocaron un adhesivo en el escaparate: “Local recomendado por anfitriones”.

El punto de partida de la ruta, el Bar Andalucía, es uno de los históricos del barrio de Poblenou. Lo abrieron los padres de Antonio, su actual dueño, hace 47 años. “Pero el verdadero secreto del éxito es Juanita, la cocinera. Es mágica. No sé qué haremos cuando se jubile“, explica Antonio. El Bar Andalucía sirve menús caseros al mediodía, “con 12 primeros, 12 segundos, 6 postres, y la frase del día, que escojo y escribo yo a diario en el menú“.

La siguiente parada de los anfitriones fue el restaurante libanés Sundown, en la Rambla del Poblenou. Marina, anfitriona del barrio, explica que recomienda a los viajeros “que hagan una parada en el Sundown camino de la playa y compren algo para llevar y comer frente al mar“. En el Sundown preparan falafel y shawarma caseros desde hace casi 30 años.

Y de un histórico del barrio, a uno que está empezando. Los anfitriones visitaron el bar Bitácora, que desde hace un año ofrece a los vecinos del Poblenou sus especialidades en tapas clásicas, ceviches y tartar.

La calle Doctor Trueta acoge dos de las mejores opciones gastronómicas del barrio, en opinión de los anfitriones de home sharing. En el 9 Porró se puede encontrar pescado y marisco fresco, arroces y tapas clásicas. Justo enfrente del 9 Porró, Josep y Esther regentan el Espai Tast, que ofrece todo tipo de delicatessen, como jamón de bellota puro 100%. “Algo muy difícil de encontrar en este barrio“, dice Josep. Los embutidos ibéricos vienen de Pedroche y Guijuelo. Mientras que en su surtido de quesos podemos encontrar quesos catalanes, españoles y franceses.

La ruta por los comercios de Poblenou sólo podía terminar en el local más emblemático del barrio: El Tío Ché. Fundado en 1912 por una familia venida de Alicante, los anfitriones recomiendan a los viajeros que no dejen de probar la horchata, los helados y los turrones artesanos.