Trabajar de forma conjunta: Airbnb y el Ayuntamiento de Barcelona

Airbnb y el Ayuntamiento de Barcelona han afirmado que colaborarán para luchar contra los malos actores en la ciudad y a la vez protegerán a las familias barcelonesas que comparten su hogar. Este anuncio ha tenido lugar después de una reunión que se produjo entre ambas partes en el día de ayer, en la que Airbnb compartió los testimonios de 532 anfitriones de Barcelona que recurren a compartir su hogar para obtener un ingreso extra con el que mantener a su familia.

Este acontecimiento es un paso adelante para los home sharers en Barcelona, quienes han sufrido las consecuencias de operar en un contexto de incertidumbre legal en los últimos años.

Airbnb mantendrá su compromiso con el Ayuntamiento. Tenemos una tolerancia cero contra los malos actores, y ya hemos eliminado más de 1.300 anuncios que podrían haber afectado a la disponibilidad de alojamiento a largo plazo en Barcelona. Continuaremos con esta labor y eliminaremos todos los operadores ilegales que el Ayuntamiento nos notifique.

Este acontecimiento es un paso adelante para los home sharers en Barcelona, quienes han sufrido las consecuencias de operar en un contexto de incertidumbre legal en los últimos años.

Las familias barcelonesas desean que Barcelona cumpla con su parte del acuerdo y proteja a aquellas personas que comparten su hogar. Más de dos tercios de nuestros anfitriones afirman compartir su residencia habitual y casi un cuarto declara que esta práctica les ha permitido evitar ser desahuciados. Los anfitriones de Barcelona llevan residiendo alrededor de 23 años en la ciudad, y muchos de ellos revelan que el home sharing es un salvavidas económico que les permite seguir viviendo en la ciudad condal.

Con esta colaboración, Airbnb y el Ayuntamiento de Barcelona pueden ayudar a generar nuevas oportunidades paras las familias locales, potenciar la recaudación de impuestos en la ciudad y ofrecer las soluciones sostenibles al turismo que la ciudad merece.

Somos conscientes de que todavía queda mucho trabajo por hacer – Cataluña y Barcelona todavía no disponen de una regulación para aquellas familias barcelonesas que comparten su hogar – pero en nuestra experiencia con otros gobiernos en todo el mundo, estos retos pueden solucionarse de forma óptima si se trabaja de forma conjunta. Queremos ser buenos socios del Ayuntamiento y estamos encantados de poder trabajar a su lado para apoyar a las familias de Barcelona.